jueves, 25 de junio de 2009

… y de verdad te amo


Lo sé amor
–mira nada mas, te hablo como siempre-
y sé que tú lo sabes,
debió amanecerme antes pero estaba ocupado en ti,
me distraje pues,
Y no sentí en la piel que el sol se despertase.
Te ame cariño, más de lo que nunca podrás agradecer,
y como enfermo en recuperación;
sólo por hoy, te sigo amando.
Pero lo siento, desperté,
y en ese despertar me vi sin ti
y el cuerpo se me estremeció de amor-dolor hasta los huesos,
y voltee al espejo y me vi sin mi; las mismas canas,
las mismas ganas, el mismo amor a ti,
pero no reconocí en mi lo que se llama amor propio;
creo que se escapó tras de tus pasos
de la mano del desdén de tu cariño,
en los labios del silencio
que sabía a mala madre y que tú me dedicaste,
a desprecio amor –y sí, de nuevo te hablo como siempre-
al desprecio que le hiciste a mis letras,
a mi voz, a mi amor
y a ese arrastrar tras de tus pasos mi cobija,
se ahogo en una de tus idas a tus playas;
se monto en un cangrejo y se enterró profundo en la arena.
Desperté cariño, estoy sin ti,
esa es la realidad y por más que el corazón
se pudra en la esperanza de volver a verte
no puedo cambiarla, y tú nunca te atreviste.
Me tomé un café más cargado que lo de costumbre,
me supo a ti, olio a ti, pensé en mi,
y en ese reencontrarme me ensimisme profundamente,
pensé en mi lo que vale la cuenta completa ,
me quemé la lengua y me hizo bien,
la quemada y el sol en piel me hizo reaccionar.
Y no es que no te ame corazón,
pero ya no hablare de ti ni morderé mis labios extrañándote,
las lagrimas las guardaré para un dolor que si valga la pena.
Ahora voy en serio,
me amare de nuevo amor,
a ver si en una de esas o de aquellas
me encuentro a quien volver a amar,
y si no, no importa,
me tendré a mi,
sin ti, ni nadie, pero sano corazón.




Die® 25 junio 09

2 comentarios:

María dijo...

¡Qué maravilla de poema!

Deleita su forma y atrapa su contenido.

Felicidades.

manena

Due® dijo...

Gracias por estar acà, un abrazo